miércoles, 21 de enero de 2009

Se pudrió todo en "El Ateneo".

A veces se me dispara la cabeza. En realidad lo que se dispara es lo que hay adentro de mi cabeza. Ayer tenía ganas de comprar un libro y, oh, oh, el incentivo me pareció una gran excusa para visitar "El Ateneo", la librería mas chula que hay en la Argentina y no exagero mucho si les digo que en el mundo entero . Mientras estaba en el subte , en el último vagón, parada ( estaba lleno) me vi de repente inmersa en mi Ipod escuchando, que se yo, a Janis Joplin al mango pero al mismo tiempo me vi tambien muy reconcentrada en alguna línea de Aira. Plop! Como podrán apreciar ya estaba en la librería, envuelta por las suaves garras del aire acondicionado, con muchísimo espacio para moverme, viendo los balcones y ese techo divino, bordeado de dibujos con ínfulas gloriosas. Demás está decir que la música que pasan ahí, muchas veces aburridísima, no existía en ese momento para mis oidos. Estaba en mi nube. Un color puro. Janis, el escritor loco y yo nos entremezclábamos en una santa Trinidad. Aquello era El Paraíso. Una epifanía.
De repente( ahora estoy de espaldas, frente a las paredes de libros, sección novelas) alguien me tocó el hombro. Dí media vuelta y me encontré con tatuajes, serpientes, cadenas con olor a hombre malo. Estaba rodeada por la mara salvatrucha (versión baires) que, oh, justo, justo, andaba por la avenida Santa Fé y, resentida con el despliegue escénico de la librería, se metió ahí adentro para romper todo.
Yo, por supuesto, ni me había enterado porque estaba con mi Ipod.
Confusión. Gritos. Descontrol. Sentí el aliento del mara que no era tan desagradable. Olía a vino de medio pelo y a cocaína. plop! En ese mismo momento, a un montón de skinheads descerebrados de Barrio Norte se les ocurrió entrar a la librería para quemar Jefazo, el libro sobre Evo Morales. Obviamente se encontraron con los maras. Todo mal. El que me estaba preguntando algo ( creo que sobre mi pelo y mi piel, bastante claros) me dejó de lado para discutir con un skinhead gordo que le dijo al mara que me dejara en paz. Entonces se agarraron a piñas , trompadas de puños repletos de anillos, se estaban peleando por mí! y había sangre, cuchillazos, tiros, vidrios rotos.
Y Alarmas.
Poco a poco se fue incendiando todo, el fuego era impresionante y yo, atónita en el medio, me quedaba boquiabierta mirando el techo divino, glorioso...
Apagué mi Ipod. Adentro del vagón no cabía un alfiler. No era Janis la que estaba cantando sino Courtney, la chica Cobain. Me estaba por bajar en Callao pero seguí de largo y me bajé en plaza Italia. Fui hasta los puestitos que hay frente a La Rural y me compré la Conjura de los Necios .Cuando volvía caminando paré en la plaza y suspiré, contenta de estar en la calle y de poder ver el cielo otra vez.

26 comentarios:

Alex dijo...

gulp
Yo era una niña de siete años
http://www.youtube.com/watch?v=5AClcybq5e0

yo misma dijo...

y yo ni te digo, en un momento me imaginé que era caperucita roja, un bajon

Alex dijo...

entre lobos y guardabosques
http://www.interzonaeditora.com/titulos/titulo.php?idTitulo=33&idAutor=20

Classina P. dijo...

hya, y yo quien vendría a ser? chicos me confundieron un poco, jaja, bueno en realidad mientras escribo ya no sé quien te deja realmente este comentario, sigo todavía siendo classina p? saludos

yo misma dijo...

hay guardabosques en caperucita roja?
to be or not to be, Classina

JADE dijo...

por lo menos te compraste la conjura... además el premio llego despues cuando vislumbraste cieo y lo contemplaste!!!
un beso grande!!!

Habitarás mi ocaso dijo...

Courtey Love no esta bien, al igual que los skinheads!

Cosme Fulanito dijo...

Tranquilita la libreria, eh...

yo misma dijo...

por lo menos jade, por lo menos. los skinheads son lo menos, de una, y courtney esta pirucha, ok, pero canta requetebien
si cosme, y todo por courtney, como le digo

Topíssima dijo...

qué perra sos...qué perra!!!

rafa dijo...

por ahi con tanto cariño como el mara trataba al skinhead, nunca se sabe
ok, gracias por pasar

rafa

chicaenminifalda dijo...

esas cosas pasan cuando uno mezcla Janis Joplin con Courtney Love!

yo misma dijo...

top, yo también te quiero, mil gracias pero me siento mas identificada con las gatas.
De onda rafa
un cocktail explosivo chicaenmini, explosivo total

C H I N A dijo...

es que la libertad esta lamentablemente maldita

Nachio dijo...

Como flashean las minas a las que le gusta la lectura! je... :P
Conozco un par.

Tienen un placer tan místico...

Bueno...suerte con eso.

Grax por pasar!

yo misma dijo...

porque la libertad está maldita, china?
flasheamos por lo que leemos nachio, eso seguro, hay que saber elegir

g. dijo...

Ah, yo fui ese mismo miercoles con ganas de comprar algo a esa misma libreria (En la que nunca encuentro nada) y se ve que me fui antes que el caos se desate.

Después volvi para casa y fui a la libreria del barrio y encontré un libro al que le tenía ganas desde hace un tiempo.

Se perdieron dos ventas.

Saludos.

yo misma dijo...

si, es cierto, muchas veces andan cortinas de títulos. la otra vez estaba con antojo de best seller y no encontré nada de katzenbach.

Quiero ser una mantenida dijo...

Guauuuu que historia peco de ignorante, pero... ¿cuando paso todo eso?!

Quiero ser una mantenida dijo...

PD: Yo tambien soy fan de Janis, te linkeo asi sigo leyendote.

yo misma dijo...

esto pasó adentro de mi cabeza, mantenida, para la prox. bancá que me suba otra vez a un subte lleno y mezcle , que se yo, ac/dc con wagner

Yo no soy Cindy Crawford!!! dijo...

A la mierda que tenés imaginación...

(y me di cuenta xq lo aclaraste al final, no entendía un carajo, hasta por inercia pensé; eso se lo imaginó seguro)

yo misma dijo...

todo pasó adentro de mi cabecita, tal cual.

maría dijo...

Janis es una reina.
qué bardo jodido.

Apa dijo...

jaja las imagianciones fértiles llevan a situaciones como estas me pasa que le invento historias a desconocidos que veo en la cola de la carnicería por ejemplo, y luego me toca hablar con alguno de ellos y plop!.

yo misma dijo...

janis es ideal como banda sonora urbana, maría, te pone las pilas a mil.
si, apa, hay que tener cuidado de que el de la cola no se de vuelta y nos corte un dedo con el cuchillo que le acaba de quitar al carnicero!